Páginas vistas en total

domingo, 11 de septiembre de 2011

Tos Convulsa, Coqueluche o Tos Ferina


SALUD
Tos convulsa: buscan estimular el diagnóstico
El último registro de un pico epidémico data de 2007, con 13 bebés fallecidos. La detección de la enfermedad es clave para realizar acciones de bloqueo y neutralizar la diseminación.
De la Redacción de El Litoral
Edición del Lunes 31 de octubre de 2011

area@ellitoral.com
Tras el alerta epidemiológico que declaró la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, las incertidumbres sobre las derivaciones de la tos convulsa generaron inquietud. Inclusive, el número de muertes -van siete en 10 meses- preocupa más allá de que los casos estén dentro de lo esperable debido al pico epidémico de 2007, año que se cobró 13 bebés fallecidos.
Andrea Uboldi, titular del organismo, puso énfasis en la posibilidad de detectar la enfermedad para que la intervención sea eficaz. “En el último mes, luego de que bajó el período invernal, hubo un incremento en el número de casos. Nuestros equipos continúan trabajando fuerte para estimular el diagnóstico así pueden tratarse adecuadamente los chicos; hay un tratamiento antibiótico que permite una evolución”, señaló.
Además, Uboldi dejó en claro que desde esa área del Ministerio de Salud “se desarrollan acciones de bloqueo al momento de detectarse un caso: visitar la casa del chiquito afectado, investigar si hay otro caso dentro de la familia, darle la medicación a los contactos estrechos, vacunar a quienes tengan el calendario incompleto y limitar la diseminación de la enfermedad”.
Respecto de las muertes, aclaró que la historia de vigilancia arranca en 2006 en adelante. “En 2007, se registraron muchos casos de muertes; esta enfermedad evoluciona por picos epidémicos en el mundo cada 3 a 5 años. Particularmente, en 2011 notamos ese incremento en el número de casos respecto de años recientes. La suba se debe, esencialmente, a que ahora muchas más localidades pudieron enviar muestras ya que antes sólo se podían estudiar los chicos de Santa Fe y Rosario, pero en este momento se están revisando casos de los cuatro puntos de la provincia”, precisó.
La enfermedad
La tos convulsa (o coqueluche) es una enfermedad infecto-contagiosa que produce la bacteria bordetella pertussis. Afecta a personas de todas las edades pero las complicaciones tienden a ser más severas en los primeros meses de vida. “En general en menores de 6 meses”, explicó el Dr. Fernando Meneghetti, secretario del comité de Neumonología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).
Arranca con catarro y tos progresiva y luego de unos 10 días aparecen accesos de tos llamados quintas, o sea cinco golpes de intensidad creciente que finalizan con una inhalación desesperada y ruidosa de aire. Al final de éstos, a veces el paciente puede presentar vómitos. Los menores de 3 meses, en lugar de accesos de tos pueden presentar episodios de ahogo con apneas o interrupción de la respiración.
La enfermedad tiene altas probabilidades de contagio, en especial cuando aparecen los primeros síntomas y se transmite de persona a persona. Pero el tratamiento con antibióticos acorta su contagiosidad a 5 días.
La vía más frecuente es a partir de un contacto identificado, sobre todo un familiar. De hecho, “hasta en el 70% de los casos, cuando hay algún familiar enfermo, el resto se va a terminar enfermando también”, señaló Meneghetti.
Otro espacio donde se puede dar el contagio es el ámbito educativo (guarderías y escuelas). Al respecto, el profesional señaló que la acción que se debe tomar es excluir al niño hasta que reciba al menos 5 días de tratamiento con antibióticos. Pero indicó que el resto de los compañeros pueden seguir asistiendo al establecimiento una vez tomada esa medida.
La estrategia preventiva de mayor eficacia es la vacunación (ver aparte) y -en el caso de los padres- mantener alejados a los bebés de personas con tos o síntomas respiratorios. Sin embargo, ante la aparición de síntomas compatibles, lo primero que hay que hacer es consultar al médico pediatra si el afectado es un niño o al clínico si es un adulto.

No hay comentarios: