Páginas vistas en total

martes, 20 de mayo de 2014

Lugares de Atención y Turnos

Consultorios de Enfermedades CardioRespiratorias Infantiles
0342 4811036 
Junín 2533 - Santa Fe Ciudad
Horario de Atención y Turnos de 16:00 a 20:00 Hs. (excepto miércoles)
Preferentemente comunicarse luego de las 16 hs


Consultorios Privados del Centro
0343 4327273
España 176 - Paraná - Entre Ríos
(miércoles de 8:00 a 12:00 hs)




Nota preliminar a los pedidos de:

Resúmenes de Historia Clínica
Autorización de Estudios Complementarios
Autorización de Medicación Prescripta
Consentimiento Informado
Certificados de Salud y/o Enfermedad de patologías propias de la especialidad
Y cualquier otro tipo de documentación requerida por entidades oficiales o privadas, (Ministerios, Hospitales, Obra Sociales, Prepagas, Seguros de Salud, etc)



La documentación requerida de parte de las entidades citadas:

  • Deberá ser realizada por escrito
  • Debe llevar la firma de personal responsable con sello de cargo y título dentro de la entidad en cuestión.
  • Debe además llevar firma de profesional médico idóneo en la materia.
  • Datos del afiliado actualizados:
  • Número de afiliado
  • DNI
  • FN
  • Domicilio actualizado.
  • Tipo y Tiempo de cobertura total histórica de parte de su servicio social


  • Cuando se trate de pedidos de actualización de medicamentos prescriptos debe remitirse una copia cada medicamento y dosis entregadas previamente por la entidad


Los documentos presentados a diversas entidades deben fotocopiarse y debe archivarse una copia con firma y sello de personal que reciba la documentación

lunes, 8 de abril de 2013

ESPACIO PARA CONSULTAS

Pregúntame
Espacio destinado para que puedan realizar consultas. Tener en cuenta que no reemplazan a la evaluación clínica médica y, que no está destinado para que se indiquen tratamientos médicos por esta vía de comunicación.
Hacer clic en publicar un comentario y formular libremente su pregunta
Sugerencia: dejar el e-mail de contacto, será borrado como parte de la edición antes de ser publicado.
Nota: en general los nombres comerciales de los medicamentos serán suprimidos

domingo, 3 de marzo de 2013

Vacuna Antigripal 2014

En la nueva página encontraran las recomendaciones para el año 2014. (pestaña superior derecha/debajo de Páginas)

miércoles, 15 de agosto de 2012

Libro: Niños: El Futuro es Hoy


Autor: Carlos Daniel Alico
Este libro, dirgido a padres, madres, médicos, enfermeras, estudiantes, en definitiva, a todo aquel que se interese por los niños y por su bienestar, recorre la vida del niño desde el preciso instante de su concepción hasta abandonar la adolescencia, pasando por todas las alternativas de su crecimiento.

Para acceder al Capítulo escrito por Fernando Meneghetti,  hacer click en el siguiente enlace:


http://books.google.com.ar/booksid=jyLQeSqIm5EC&lpg=PA134&ots=tbzeVcxRjp&dq=fernando%20meneghetti&hl=es&pg=PA134#v=onepage&q=fernando%20meneghetti&f=false

jueves, 26 de enero de 2012




Relación entre la depresión y el sistema inmune

"Association between perinatal depression in mothers and the risk of childhood infections in offspring"
Ban et al.: BMC Public Health 2010 10:799
 La conclusión de este estudio es que los niños de madres con depresión perinatal tendrían un riesgo 40% mayor de contraer infecciones gastrointestinales y un 27% mayor de padecer infecciones del tracto respiratorio, en comparación con los hijos de madres sin depresión durante el embarazo.
Ambos sistemas, el inmune y el endocrino, se encuentran alterados en la enfermedad depresiva.Pero aún, no se conocen los mecanismos que regulan, estos sistemas.

Comentario personal:
A menudo algunos niños empeoran sus síntomas respiratorios o padecen una infección respiratoria aguda baja y  no surgen datos que puedan aclarar la causa pero que al interrogatorio se pone de manifiesto la separación de sus padres, mudanzas, fallecimiento de un familiar cercano y otras circunstancias que el niño vive con stress o tristeza.  Estos trabajos científico aclaran en parte lo que parece lógico asociar, aunque aún deben vincularse mejor los datos recogidos

domingo, 11 de septiembre de 2011

Tos Convulsa, Coqueluche o Tos Ferina


SALUD
Tos convulsa: buscan estimular el diagnóstico
El último registro de un pico epidémico data de 2007, con 13 bebés fallecidos. La detección de la enfermedad es clave para realizar acciones de bloqueo y neutralizar la diseminación.
De la Redacción de El Litoral
Edición del Lunes 31 de octubre de 2011

area@ellitoral.com
Tras el alerta epidemiológico que declaró la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, las incertidumbres sobre las derivaciones de la tos convulsa generaron inquietud. Inclusive, el número de muertes -van siete en 10 meses- preocupa más allá de que los casos estén dentro de lo esperable debido al pico epidémico de 2007, año que se cobró 13 bebés fallecidos.
Andrea Uboldi, titular del organismo, puso énfasis en la posibilidad de detectar la enfermedad para que la intervención sea eficaz. “En el último mes, luego de que bajó el período invernal, hubo un incremento en el número de casos. Nuestros equipos continúan trabajando fuerte para estimular el diagnóstico así pueden tratarse adecuadamente los chicos; hay un tratamiento antibiótico que permite una evolución”, señaló.
Además, Uboldi dejó en claro que desde esa área del Ministerio de Salud “se desarrollan acciones de bloqueo al momento de detectarse un caso: visitar la casa del chiquito afectado, investigar si hay otro caso dentro de la familia, darle la medicación a los contactos estrechos, vacunar a quienes tengan el calendario incompleto y limitar la diseminación de la enfermedad”.
Respecto de las muertes, aclaró que la historia de vigilancia arranca en 2006 en adelante. “En 2007, se registraron muchos casos de muertes; esta enfermedad evoluciona por picos epidémicos en el mundo cada 3 a 5 años. Particularmente, en 2011 notamos ese incremento en el número de casos respecto de años recientes. La suba se debe, esencialmente, a que ahora muchas más localidades pudieron enviar muestras ya que antes sólo se podían estudiar los chicos de Santa Fe y Rosario, pero en este momento se están revisando casos de los cuatro puntos de la provincia”, precisó.
La enfermedad
La tos convulsa (o coqueluche) es una enfermedad infecto-contagiosa que produce la bacteria bordetella pertussis. Afecta a personas de todas las edades pero las complicaciones tienden a ser más severas en los primeros meses de vida. “En general en menores de 6 meses”, explicó el Dr. Fernando Meneghetti, secretario del comité de Neumonología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).
Arranca con catarro y tos progresiva y luego de unos 10 días aparecen accesos de tos llamados quintas, o sea cinco golpes de intensidad creciente que finalizan con una inhalación desesperada y ruidosa de aire. Al final de éstos, a veces el paciente puede presentar vómitos. Los menores de 3 meses, en lugar de accesos de tos pueden presentar episodios de ahogo con apneas o interrupción de la respiración.
La enfermedad tiene altas probabilidades de contagio, en especial cuando aparecen los primeros síntomas y se transmite de persona a persona. Pero el tratamiento con antibióticos acorta su contagiosidad a 5 días.
La vía más frecuente es a partir de un contacto identificado, sobre todo un familiar. De hecho, “hasta en el 70% de los casos, cuando hay algún familiar enfermo, el resto se va a terminar enfermando también”, señaló Meneghetti.
Otro espacio donde se puede dar el contagio es el ámbito educativo (guarderías y escuelas). Al respecto, el profesional señaló que la acción que se debe tomar es excluir al niño hasta que reciba al menos 5 días de tratamiento con antibióticos. Pero indicó que el resto de los compañeros pueden seguir asistiendo al establecimiento una vez tomada esa medida.
La estrategia preventiva de mayor eficacia es la vacunación (ver aparte) y -en el caso de los padres- mantener alejados a los bebés de personas con tos o síntomas respiratorios. Sin embargo, ante la aparición de síntomas compatibles, lo primero que hay que hacer es consultar al médico pediatra si el afectado es un niño o al clínico si es un adulto.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Día Nacional de la Fibrosis Quística Diario El Litoral


SE CONMEMORA EL DÍA NACIONAL DE LA ENFERMEDAD
Fibrosis quística: la detección precoz y el acceso al tratamiento son claves
Se estima que en Santa Fe hay más de 150 personas que padecen esta enfermedad crónica. Los pacientes reclaman que las obras sociales cubran todas las prestaciones médicas.
Gastón Neffen
gneffen@ellitoral.com
La fibrosis quística es una enfermedad genética hereditaria progresiva y discapacitante, que afecta la capacidad pulmonar y el funcionamiento gastrointestinal, entre otras complicaciones. En la Argentina, la padecen más de 1.000 personas. Los síntomas más comunes son las tos crónica, el sudor salado —se la conoce como la enfermedad del beso salado— y la dificultad para aumentar de peso.
En el Día Nacional de la Fibrosis Quística, los médicos aseguran que el diagnóstico temprano y el acceso universal al tratamiento son dos estrategias centrales para mitigar el impacto de la enfermedad en la calidad de vida de los pacientes. La fibrosis quística todavía no se cura, pero hay tratamientos eficaces para manejarla sin llegar al caso del límite del trasplante.
“La precocidad en el diagnóstico es muy relevante, porque permite comenzar con el tratamiento antes de que aparezcan los síntomas y así se evita que avance el deterioro de los pulmones y de otros órganos”, explica el neumonólogo Fernando Meneghetti, de la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital de Niños Orlando Alassia.
Desde hace unos años, en Santa Fe, que adhiere a la Ley Nacional, es obligatorio realizar el screening (chequeo) neonatal —la prueba del talón— que se hace en los primeros días de vida del bebé, en hospitales públicos y sanatorios. Este análisis detecta enfermedades congénitas como la fibrosis quística. En la ciudad de Santa Fe y su zona de influencia se confirman dos nuevos casos por mes.
“Es un sistema que está funcionando muy bien, los especialistas del Programa Nacional de Pesquisa Neonatal nos avisan antes de los 15 días de vida del bebé, para que hagamos los análisis complementarios y confirmemos el diagnóstico”, cuenta la gastroenteróloga Marta Wagener, también de la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital de Niños.
Los pacientes están muy preocupados porque las obras sociales no siempre reconocen la cobertura de todas las prestaciones. Las personas que viven con fibrosis quística saben que el tratamiento es una rutina indispensable para estar bien. Es que necesitan nebulizarse varias veces por día, deben hacer sesiones diarias de quinesiología (para mejorar su capacidad respiratoria) y además toman pastillas con enzimas pancreáticas y vitaminas cada vez que comen.
“La fibrosis quística es considerada una enfermedad discapacitante por ley, y las obras sociales tienen que prestar la cobertura total”, plantea Alejandrina Lassaga, de Fipan Santa Fe, que forma parte de la Asociación Argentina de Lucha contra la Enfermedad Fibroquística del Páncreas. “Es cierto, hay pacientes que tienen que pelear todo el tiempo para acceder a los tratamientos”, reconoce Wagener.
Lo mismo dice Meneghetti: “Los especialistas estamos muy preocupados, a veces los médicos auditores no conocen bien la enfermedad y nos cuesta mucho que los pacientes consigan los nebulizadores y las sesiones de quinesiología que necesitan”.
Cuando surgen estas dificultades, los pacientes deben alertar inmediatamente a los médicos y a las asociaciones que nuclean a los pacientes. “Siempre decimos que la unión hace la fuerza, y así el reclamo es más contundente”, dice Lassaga.
Otro problema importante es el de los recursos profesionales que hay en las unidades especializadas. Wagener admite que necesitan más médicos —y personal en general- para cubrir la demanda de los pacientes, que requieren un abordaje multidisciplinario. “Ya solicitamos varias veces que se realicen nuevos nombramientos para la unidad, pero hasta ahora la situación no se ha modificado”, asegura la especialista.
fibrosis quistica.pdf
Consultas
En la ciudad de Santa Fe funcionan dos centros especializados en fibrosis quística. La Unidad de Fibrosis Quística del Hospital de Niños Orlando Alassia (teléfono: 4505933). En el Hospital Iturraspe, la sala de Pediatría (4575757 Interno 180/ 181). También se puede consultar a la Asociación Santafesina de Lucha contra la Fibrosis Quística (Fipan) al e-mail: fipan-santafe@yahoo.com.ar.
/// EL DATO
Nuevos tratamientos
En la actualidad, una persona que controla la enfermedad con eficacia puede vivir durante más de 40 años. “A nivel internacional, la meta es que los pacientes puedan llegar a los 65 años de edad para el 2035”, cuenta la Dra. Marta Wagener, de la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital de Niños.
También hay buenas noticias en relación con la medicación. “Están llegando novedades tecnológicas en las drogas, que ayudan a corregir parcialmente el defecto celular y mejorar la calidad de las secreciones”, adelanta el Dr. Fernando Meneghetti, también del Hospital de Niños. Pero, el neumonólogo advierte que esto no significa que los pacientes puedan relajarse con los tratamientos. “Hay que seguirlos al pie de la letra y con mucha disciplina”, insiste.

CFTR: http://www.medmol.es/moleculas/21/

lunes, 5 de septiembre de 2011

Laringitis Recurrente


INSTRUCCIONES PARA LOS PADRES DE NIÑOS CON CRUP
(LARINGITIS RECURRENTES)


¿QUE ES EL CRUP?
·         Crup o croup - Enfermedad respiratoria de la niñez que se caracteriza por una tos tipo ladrido y dificultad para respirar.  También se conoce como laringotraqueobronquitis
·         Es la inflamación provocada por virosis de la tráquea y cuerdas vocales, lo cual produce tos pe­rruna, ronquera (disfonía) y respiración ruidosa al tomar (inspirar) aire, este ruido es conocido como "estridor".
·          Estos síntomas suelen desaparecer en 2 días en la mayoría de los niños, pero en algunos puede durar hasta 7 días. El crup desapa­rece tan rápido como empezó, pero a veces continúa con tos, resfrío y puede sobreagregarse infección de oído (otitis)
·         El virus que causa el crup es muy contagioso y se disemina con la tos y la respiración. En los familiares especialmente adultos, este mismo virus produce resfrío, dolor de gar­ganta y ronquera.                      
·         El crup habitualmente empeora a la noche. El niño se va a dormir bien y de repente, se despierta con tos perruna y dificultad para respirar. Al día siguiente, aunque mejore, pueden reaparecer los síntomas nuevamente a la noche.
·         En algunos niños el crup puede repetirse en los años siguientes, pero en forma mas leve y desaparece habitualmente hacia los diez años. En algunos pocos persiste hasta la adolescencia.
    ¿QUE PUEDO HACER PARA QUE MI HIJO ESTÉ MEJOR?
Si tiene fiebre o dolor de garganta, le puede dar paracetamol o ibuprofeno.  Puede abrir un poco la ventana del dormitorio para dejar pasar aire fresco, previamente abrigarlo adecuadamente.

Ofrézcale bebidas frías; si además de crup tiene dolor de garganta, esto puede aliviarlo.
Si su hijo empeora  pero no esta con su cara azulada, ni muy inquieto, comience el siguiente tratamiento en su casa:

·         Si el tiempo es cálido, abríguelo adecuadamente y abra la puerta de la heladera para que
        respire aire frío.
·         Si el tiempo está frío abríguelo bien y llévelo afuera para tomar aire frío entre 5 y 10 minutos.
·      Si su hijo está muy intranquilo, lo mas importante es tranquilizarlo hablándolo con voz    calma. Esto es lo MAS IMPORTANTE Y AYUDA a aliviar su problema  respiratorio

¿COMO PUEDO SABER SI MI HIJO ESTA BIEN?

ü      Como el crup es una enfermedad ruidosa, escuche como respira; sí la respiración es ruidosa cuando está tranquilo o solo cuando llora o está inquieto.
ü      De tanto en tanto controle, con su pecho descubierto si se le hunde entre las costillas o por debajo del cuello para respirar y si sus labios y cara están de color azulino

¿CUANDO DEBO LLEVARLO A LA SALA DE EMERGENCIA?

ü                  Si su niño tiene los labios o la cara de color azulado aún por pocos segundos.
ü                  Sí está somnoliento o con los ojos vidriosos, mientras se escucha el estridor.
ü                  Si tiene fiebre de 39°C o más.
ü                  Si está estresado, tiene respiración forzada y usted no puede calmarlo

¿QUE MEDICAMENTOS MEJORAN EL CRUP?

Lo mas efectivo es el corticoide en gotas por boca.
Reduce la posibilidad que su niño sea internado. Casi siempre es necesaria una sola dosis. Su efecto se ve entre las 2 o 3 horas y dura hasta 2 días.
  • Otro medicamento es la adrenalina que es administrada por nebulizaciones en el hospital. Su efecto se ve en pocos minutos, pero dura sólo 2 horas. Es usado solamente en niños con síntomas severos.
  • No son efectivos ni los antibióticos ni los descongestivos ni los antihistamínicos ya que es producido por un virus.
  •  
¿ES SEGURO PARA MI HIJO ESTAR EN CASA?
ü      Cuando los niños tienen crup con síntomas leves, es mejor estar en la casa mientras se recupera.
ü      Alrededor de uno de cada veinticinco niños con crup, necesita estar en el hospital por unos pocos días hasta que mejoren su respiración. Allí estará controlado, y si sus
síntomas empeoran recibirá nebulizaciones con adrenalina.
ü      De esos niños que están en el hospital, uno de cada cien,
necesita mejorar su respiración con un respirador artificial
para lo cual será transferido a una Unidad de cuidados
Intensivos.
ü      Aún aquellos niños con síntomas muy severos siempre mejoran completamente en una o dos semanas sin secuelas.

¿PUEDO PREVENIR QUE MI HIJO TENGA CRUP?
 Lavarse los manos ayuda a evitar el contagio del virus que produce el crup.     
No hay vacunas para prevenir el crup.

miércoles, 17 de agosto de 2011

¿Que es la Neumonología Pediátrica?


NEUMONOLOGIA PEDIATRICA

Esta rama de la pediatría no constituye en sí misma una especialidad encargada de los padecimientos respiratorios pediátricos, dado que es imposible pensar en el aparato respiratorio como un único componente del cuerpo humano, hace falta integrar al conocimiento pediátrico completo un abordaje de la función respiratoria. Dicha función es primordial en el mantenimiento de la salud, su falla es causa de enfermedad sistémica y casi la totalidad de las patologías tiene repercución sobre algún o todos los componentes del sistema respiratorio.

Muchas son las causas que se han identificado en distintas enfermedades, sin embargo en la era de la biología molecular y terapias génicas...otras tantas permanecen con el rótulo de “idiopáticas”, un factor fundamental incide en el aumento sostenido de los padecimientos respiratorios a nivel mundial...podremos vivir en algunos años en el planeta marte...pero no sabemos hasta cuando podemos vivir en la tierra. La contaminación ambiental mundial a tornado al ser humano en causa y víctima de la misma.

La intención de esta revisión es describir con incapié los aspectos anatómicos, y espero con tiempo
desarrollar fisiopatológicos de la medicina respiratoria pediátrica. FGM



lunes, 1 de agosto de 2011

Astor Piazzolla...en donde poder encontrar un cable a tierra o salir volando

Milonga del Angel...simplemente genial

Adiós Nonino:

  • Su tango Nonino es un antecedente del célebre Adiós Nonino, obra que refleja una emocionada despedida por la muerte de su padre. En 1990, durante una entrevista declaró que: «El [tango] número uno es Adiós Nonino. Me propuse mil veces hacer uno superior y no pude».1
Papá nos pidió que lo dejáramos solo durante unas horas. Nos metimos en la cocina. Primero hubo un silencio absoluto. Al rato, oímos que tocaba el bandoneón. Era una melodía muy triste, terriblemente triste. Estaba componiendo Adiós Nonino.
- Daniel Piazzolla
 Fracanapa: para cerrar con un tema que no duela en el alma

sábado, 19 de marzo de 2011

BRONCOESPASMOS EN LA INFANCIA


BRONCOESPASMOS EN LA INFANCIA

            Constituyen un motivo de consulta muy frecuente al pediatra durante los primeros años de vida. Habitualmente los padres refieren que su hijo presenta un “chillido” o  “un gatito en el pecho”; si además los padres padecieron dichos síntomas o consultaron en reiteradas oportunidades por lo mismo, suelen decir  que “se le ha cerrado el pechito o directamente que su hijo tiene un  broncoespasmo”.

Si bien estos síntomas son conocidos desde épocas remotas, recién en las últimas décadas se han aclarado parcialmente los causas que los provocan, y aún queda mucho por dilucidar.  A la luz de múltiples estudios científicos realizados en distintas partes del mudo, la principal causa está vinculada a nuestros hoy cada vez más conocidos genes ; es así como muchas familias comparten síntomas similares al de sus niños  ; otras investigaciones que se llevan aún a cabo en Tucson desde los años 80 y 90 demostraron que muchos niños que “mejoran con la edad”  tienen  un diámetro de la vía aérea más pequeña que el resto de los niños a quienes no “se les cierra el pecho”, junto con otros factores tales como el hábito de fumar (activo o pasivo) de la madre del niño y antecedentes hereditarios de atopía (que es la predisposición familiar a padecimientos alérgicos, tales como rinitis o dermatitis atópicas). Todos estos factores determinan la presencia a nivel bronquial de fenómenos de inflamación y “sensibilidad” que predispone al niño, frente a determinados estímulos, a sufrir una obstrucción bronquial: “espasmo de los conductos que llevan y sacan el aire de los pulmones”. Estos estímulos por lo general son bien conocidos por los padres tales como cambios climáticos, ejercicio físico, infecciones virales, polvillo, etc. ; otras veces estos desencadenantes no son tan específicos y deben ser evaluados en conjunto con el pediatra.

Se sabe que la principal causa de broncoespasmos durante los primeros años de vida son las infecciones virales clásicas de determinadas edades y épocas del año tales como, catarros, resfríos, otitis, anginas, etc; mucho más comunes en épocas frías (otoño – invierno).

Los síntomas habituales de estos eventos de broncoespasmos son la presencia de tos que suele ser seca al comienzo y luego algo más “floja”, agitación (esfuerzo para respirar), chillidos o silbidos respiratorios, irritabilidad o decaimiento, y en casos más severos crisis de tos incontrolable, cambios de color o alteración del estado de la conciencia. A menudo los síntomas empeoran durante la noche y en casa nadie duerme muy bien.

Cuando los niños juegan o durante el ejercicio muchos comienzan con tos, cansancio y agitación, algunos manifiestan que les “falta el aire”.

Si bien son muchas las enfermedades que pueden provocar chillidos respiratorios, las preguntas que hará el médico serán suficiente para arribar a un correcto diagnóstico y según su evaluación se solicitarán estudios complementarios que permitan confirmar dicha aproximación diagnóstica. La entidades más comunes son las infecciones respiratorias recurrentes y el asma bronquial, las demás causas como secuelas de infecciones respiratorias, reflujo gastro-esofágico, displasia broncopulmonar (clásica en niños prematuros y que debieron ser internados en neonatología por “pulmones inmaduros”) son menos frecuentes y deben ser cuidadosamente evaluadas por el pediatra.

Los padres suelen “temer” que alguien les diga que su hijo padece de asma , ésta es una enfermedad que se diagnostica clínicamente por los episodios de broncoespasmos descriptos y su tratamiento actual permite al paciente llevar una vida totalmente normal pudiendo realizar actividades propias de la edad. Quienes practican deportes también pueden disfrutar y competir sin desventajas frente a sus competidores. La medicación suele hacerse por vía inhalatoria (nebulizaciones o puff de “aerosoles”) o por vía oral que indicada y realizada correctamente ha demostrado ser muy eficaz y carente de efectos adversos importantes que deban preocupar al niño o  a sus padres ; este tratamiento supervisado por su médico permitirá al niño y a la familia disfrutar de una vida plena.

lunes, 14 de marzo de 2011

Displasia BroncoPulmonar


DISPLASIA BRONCOPULMONAR
Nota de pronta publicación en la Revista Nuestra Salud de la Ciudad de Paraná. Marzo/2011
En la actualidad debido a los conocimientos médicos y tecnología disponible la supervivencia de niños prematuros y de muy bajo peso es cada vez más frecuente, ellos corren el riesgo de desarrollar displasia broncopulmonar (DBP), enfermedad se desarrolla como consecuencia de la prematuridad y de la inflamación progresiva de pulmones inmaduros. La mayoría de los casos de DBP afectan a bebés que nacen con 34 semanas de gestación o antes y pesan menos de 2.000 gramos.
"Bronco" se refiere a los bronquios (conductos a través de los cuales llega a los pulmones el oxígeno que respiramos). "Pulmonar" se refiere a los pequeños sacos de aire (alvéolos), donde se produce el intercambio entre oxígeno (O2) y dióxido de carbono. “Displasia" expresa cambios anómalos en la estructura y organización de un grupo de célula que afectan a los bronquíolos (las vías respiratorias más pequeñas) y a los alvéolos pulmonares, dificultando la respiración y provocando problemas en la función pulmonar.
En ocasiones la displasia broncopulmonar, junto con otros problemas asociados a la prematurez presentan complicaciones que deben ser debidamente atendidas. El O2 se suministra a través de un tubito insertado en la tráquea del bebé y se administra a presión para que el aire pueda entrar adecuadamente en pulmones que se encuentran rígidos e inmaduros.  La displasia se suele diagnosticar cuando un bebé sigue necesitando que le administren O2 y presentando síntomas respiratorios más allá de los 28 días de vida (o 36 semanas desde su concepción).
No existe tratamiento médico que permita curar inmediatamente la DBP y se tiene como objetivo suplir las necesidades de O2 y ayudar a respirar a los afectados para que puedan crecer y madurar adecuadamente. Los bebés reciben tratamiento de soporte vital en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) hasta que son capaces de respirar sin la ayuda de un respirador.  El tiempo que tiene que pasar en la UCIN puede ser de algunas semanas o meses. Al  alta, el bebé puede requerir medicación, tratamiento respiratorio o incluso administración oxígeno domiciliario.
La mayoría mejoran de forma gradual, algunos muy lentamente, otros no llegan a recuperarse completamente si su enfermedad es muy grave, además les cuesta mucho ganar peso y tienden a perderlo cuando están enfermos. Los pulmones siguen creciendo durante los primeros años de vida, pero pueden tener función pulmonar alterada incluso en edad escolar. Conforme vayan creciendo, se les irá formando nuevo tejido pulmonar sano que asumirá gran parte de la función respiratoria.
Estos bebés suelen ser más proclives a contraer infecciones respiratorias como gripe, bronquiolitis, provocada por el virus sincitial respiratorio (VSR) y la neumonía. Y, cuando contraen una infección, suelen ponerse más enfermos que la mayoría de niños.
Los padres tienen un papel fundamental en el cuidado de un bebé con displasia broncopulmonar. Se debe reducir la exposición del bebé a las infecciones respiratorias. Restringir las visitas de aquellas personas que estén enfermas y, si su hijo tiene que ir a una guardería, elija un centro que sea pequeño donde estará menos expuesto a los agentes infecciosos. Asegurar calendario de vacunaciones completas. Y jamás exponerlo al humo del tabaco, sobre todo en el hogar, ya que es un poderoso irritante respiratorio.
Si  necesita que le administren oxígeno en casa, el equipo de profesionales le enseñará cómo colocarlo y cómo medir sus niveles de oxígeno.
Los niños pueden necesitar broncodilatadores. Pueden administrarse estos medicamentos con una aerocámara que pulveriza el medicamento para que el niño lo pueda inhalar.

Signos de alarma

Cuando su hijo llegue a casa tras recibir el alta hospitalaria, usted deberá estar alerta por si el pequeño presentara algún síntoma de dificultad respiratoria.
Los signos de que un bebé puede requerir cuidados médicos inmediatos incluyen:
·                       respiración más rápida de lo normal
·                       sobreesfuerzo al respirar: agitación, hundimientos costales
·                       cansancio o somnolencia extremos y crecientes debido al sobreesfuerzo respiratorio
·                       tose más de lo habitual
·                       respiración ruidosa
·                       emite un sonido sibilante al respirar (silbidos, chillidos)
·                       color de piel pálido, morado o azulado (suele comenzar en labios o uñas)
·                       dificultades para comer, regurgitaciones excesivas y/o vómitos durante las tomas
Si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas, consulte al pediatra inmediatamente o pida atención médica urgente.